7 nov. 2008

El menú Picarol triunfa!!!!

Cuestión de huevos

Después de recorrer 775 kilómetros en 24 horas, el fondista vizcaíno Julián Sanz se quedó a 87 del récord que ostenta el americano Michael Secrest con 862 km. "El año que viene lo intentaré de nuevo", explica sin embargo Julián. "Creo que está al alcance de mis posibilidades".Sanz se puso en marcha a las 10 de la mañana del sábado y en las 24 horas siguientes completó un total de 3.100 vueltas al velódromo Luis Puig de Valencia, cuando para batir el récord necesitaba 3.448 giros. "Pasé tres horas muy malas que lo fastidiaron todo", dice a modo de resumen. "En las primeras 15 horas fui siempre por encima del récord, pero después me bloqueé y no conseguí mantener el ritmo. No sé si fue el sueño, la monotonía o qué, pero me vine abajo.

Así, mientras que en las primeras 15 horas rodé a 37 km/h, en las tres horas siguientes apenas superé los 31 km/h. Luego, en las últimas cuatro horas, me recuperé y conseguí rodar otra vez fuerte, porque la última hora la hice a 38 km/h, pero ya era tarde".

Julián no quiere poner excusas, pero sí analizar lo sucedido para corregir errores. "La alimentación no fue quizá todo lo variada que se requiere, porque el cuerpo se cansa de los mismos sabores, los de las barritas energéticas, las sales y las proteínas en polvo, y al final no bebes ni comes todo lo que debes". No es de extrañar que, a última hora, tuvieran que optar por una solución drástica. "Para romper con la mala racha, tuvimos que parar cinco minutos: los tres primeros los dediqué a dormir un poco y los dos restantes a comerme unos huevos revueltos calientes con un poco jamón de york y pan que me supieron a gloria". Para ello, sus auxiliares tuvieron que despertar al cocinero del hotel y pedirle por favor que les hiciera tan especial encargo. "

No hay comentarios: